Programa confianza
Video

Hallux Valgus y Metatarsalgias

Es una de las patologías más comunes que afectan a los pies especialmente en el sexo femenino.

Se caracteriza por un abultamiento doloroso a nivel de la articulación del dedo gordo, con desviación externa del mismo, que condiciona la desviación del resto de los dedos y la progresiva deformidad de los mismos (dedos en martillo), ocasionando un mal apoyo plantar, lo que daría lugar a las metatarsalgias (dolor en la almohadilla plantar) y la aparición de callosidades.

BENEFICIOS DE LA INTERVENCIÓN

La intervención quirúrgica va encaminada a tratar una de las patologías más comunes que afectan a los pies especialmente en el sexo femenino. Se consigue restaurar la normal anatomía del ante pie y de esa manera mejorar la marche de los pacientes, eliminando el dolor de los pies y con un aspecto cosmético correcto.

Con los medios actuales, podemos decir que la cirugía de los ?juanetes? ha dejado atrás la mala fama de ?cirugía muy dolorosa?, siendo muy bien tolerada por los pacientes.

DESCRIPCIÓN TÉCNICO-MÉDICA

El tratamiento consiste en la corrección quirúrgica de la deformidad, que actualmente realizamos mediante cirugía abierta (técnicas modernas) o mediante técnicas MIS (cirugía de mínima incisión), según requiera el caso.  De cualquiera de los modos se realizan una serie de osteotomías (cortes en los huesos) para corregir aquellas deformidades existentes. En algunos casos se requiere de la fijación de dichas osteotomías con tornillos o grapas.

La cirugía abierta tiene la desventaja del mayor tamaño de las cicatrices y la ventaja de una corrección más exacta y controlada de la deformidad con menos posibilidades de que se reproduzca, siendo más efectiva en las grandes deformidades. La cirugía MIS tiene la ventaja del menor tamaño de las incisiones y la desventaja de ser no ser apta para todos los casos.

Será el médico especialista en cirugía del pie el encargado de aconsejar a cada paciente la técnica concreta que mejor soluciones su problema.

LA INTERVENCIÓN

La cirugía del pie se realiza siempre en quirófano, y generalmente requiere el empleo de un dispositivo de isquemia en el muslo o en la pantorrilla. La anestesia habitualmente empleada en estos casos es raquídea o regional a nivel de la rodilla, con lo que se consigue un postoperatorio mucho más confortable y con menos dolor.

La duración de la intervención varía entre 30 y 60 minutos según la patología a tratar. El paciente habitualmente pasa unas horas en el hospital, marchándose a su domicilio a pasar la noche o permaneciendo una noche en el hospital, según el caso; tras la entrega de un informe de alta con las recomendaciones, tratamiento y citas de revisión a seguir.

MEDIDAS PRE-OPERATORIAS

  • Valoración previa en consulta, decidiendo y exponiendo los aspectos concretos de la intervención y entregándole el consentimiento informado.
  • Deberá aportar una lista exhaustiva de los medicamentos que se toma de forma habitual (incluyendo las plantas medicinales) en el momento de la operación.
  • Realización de un estudio preoperatorio que consiste en un hemograma, bioquímica, coagulación, Rx de tórax y ECG.
  • Se lavará con cualquier jabón antiséptico la zona a intervenir la noche anterior y la mañana de la cirugía.
  • Precisará durante 4 semanas, en el postoperatorio, de un calzado específico para poder caminar después de la intervención. Dicho calzado puede ser de tacón invertido o francés, o bien plano. Su médico le especificará el tipo concreto que precisará.
  • Si la cirugía está programada por la mañana, debe acudir en ayunas al hospital. Si es por la tarde, desayune temprano y no tome alimentos sólidos ni líquidos a partir de las 9 horas.
  • No debe llevar ningún objeto metálico durante la operación (anillos, pulseras, pendientes, piercing, etc.)

CUIDADOS POST-OPERATORIOS

  • Es posible que, tras la intervención, sienta durante los primeros días alguna molestia o hinchazón, que desaparecerán con la medicación que le indique su cirujano.
  • Se le colocará un vendaje elástico compresivo, que debe mantenerse hasta que se realice la primera cura.
  • Es necesario llevar a cabo una buena rehabilitación, evitando los primeros días viajar o llevar a cabo movimientos pesados o violentos.
  • La bipedestación y la marcha se realizará de forma inmediata tras la intervención, pero siempre precisará del calzado específico que se le haya indicado.
  • Recibirá profilaxis antitrombótica y antibiótica durante su estancia hopitalaria.
  • Después del alta, debe contactar con nosotros si tiene dolor en el pecho o dificultad al respirar; dolor, hinchazón o enrojecimiento en alguna pierna; dolor repentino en el pie operado; o procesos febriles y escalofríos.
doctor

Dr. José Ignacio Gimeno Abad

Hospital Vithas Medimar Internacional te ofrece el mejor precio para tu intervención, desde el estudio de tu historial médico hasta el día del alta.

Contamos con los mejores especialistas y con la garantía del Hospital Vithas Medimar Internacional.

Precios sin “desdes”, sin sorpresas y sin listas de espera.

Posibilidad de financiación, a partir de 50 € al mes.

Infórmate

965 16 22 00 ext 4018

Dpto. Atención al paciente

info@hospitalmedimar.com