Programa confianza
Video

Colonoscopia

La colonoscopia es la exploración del colon en su totalidad, esto es, margen anal, recto, colon izquierdo, transverso y derecho, con ocasional estudio de la parte final del intestino delgado si fuera necesario. Se lleva a cabo mediante la introducción a través del ano de un dispositivo flexible con una cámara. Este dispositivo tiene canales de trabajo que permiten no solo observar, sino tomar biopsias, resecar pólipos y otras maniobras diagnósticas o terapéuticas. En Medimar, y como pioneros en la técnica en los hospitales de nuestro entorno, usamos sedación bajo control por anestesia para llevar a delante el procedimiento, lo que permite llevarlo a cabo con total seguridad y sin molestia alguna para el paciente.

BENEFICIOS E INDICACIONES DE LA INTERVENCIÓN

La colonoscopia permite establecer un correlación entre los síntomas que presenta el paciente y las lesiones ?o la ausencia de las mismas-, lo que permite diferenciar en general las patologías orgánicas ?aquellas que muestran una lesión evidente- de las funcionales ?aquellas que se producen como consecuencia de trastornos de la función del órgano, en este caso el tracto digestivo inferior.

La colonoscopia debe llevarse a cabo en las siguientes situaciones:

  • En sujetos sin síntomas cuando cumplen 50 años. Este procedimiento pretende detectar precozmente lesiones que pudieran derivar en un cáncer de colon al cabo de los años. Se trata por tanto de un programa de detección precoz de lesiones pretumorales. Aproximadamente el 25% de los sujetos sanos tienen pólipos en el colon a partir de 50 años.
  • En familiares de primer grado (hermanos, hijos) de un paciente que haya tenido un cáncer de colon esta recomendación es aún más importante. La probabilidad de tener lesiones pretumorales (pólipos) aumenta en estas condiciones. Además, cuanto más joven haya sido el paciente cuando le diagnosticaron el cáncer de colon, mayor es la probabilidad de que los familiares de primer grado tengan lesiones. Por tanto, y de forma general, si el paciente tuvo el cáncer entre 40-50 años, los hijos se deberían realizar una colonoscopia a los 20 años. Si el paciente era mayor, esta recomendación es menos estricta, pero en todo caso la colonoscopia se debe realizar.
  • En pacientes con sangrado fecal o con emisión de moco.
  • En pacientes con cambios no explicados en su hábito deposicional. Por ejemplo, si un paciente que ha mantenido un ritmo de deposiciones diario, empieza con un número mayor o menor de deposiciones, o de consistencia diferente, debe realizarse una colonoscopia.
 
Actualmente se están llevando a cabo programas de detección precoz de cáncer de colon mediante la detección de sangre oculta en heces. En aquellos pacientes con un test positivo, es necesario completar su estudio con una colonoscopia total.

DESCRIPCIÓN TÉCNICO-MÉDICA

Antes del procedimiento el anestesista colocará un fino catéter intravenoso por donde se administrará la medicación necesaria para conseguir la sedación. La exploración se realiza bajo sedación controlada por un anestesista, en decúbito lateral izquierdo, y con una duración aproximada de 5-10 minutos. A lo largo de la misma el endoscopista decidirá si necesita tomar biopsias, retirar pólipos, o llevar a cabo procedimientos que a su juicio sean necesarios para el tratamiento futuro del paciente. Tras la colonoscopia el paciente se despierta en 5 minutos aproximadamente, sin ningún tipo de malestar posterior, y al cabo de unos 10 minutos más está en condiciones de levantarse e irse a casa.

LA INTERVENCIÓN

Una vez sedado el paciente se introduce el colonoscopia por el ano, previa exploración visual y manual del canal anal. De este modo se pueden identificar lesiones en margen anal, tal como fisuras, fístulas o hemorroides. Puesto que el paciente está sedado no tiene dolor cuando el colonoscopia pasa por zonas difíciles, o con adherencias por intervenciones previas.

De este modo el colonoscopio podrá revisar todas las partes del colon, y llevar a cabo aquellas maniobras diagnósticas o terapéuticas que sean aconsejables a juicio del endoscopista.

MEDIDAS PRE-OPERATORIAS


  • La colonoscopia se debe practicar con un colon limpio, para evitar que restos fecales puedan ocultar lesiones pequeñas. Por tanto, el paciente debe someterse a un proceso de limpieza del colon mediante la ingesta de un laxante potente. Los fármacos actuales son de sabor agradable, son muy eficaces y no requieren por lo general el uso de enemas de limpieza. Los pacientes reciben instrucciones precisas por escrito para saber con detalle qué pueden comer en las horas previas, y el momento en el que deben de tomar los laxantes.
  • El paciente se habrá quitado previamente la ropa de calle y llevará ropas estériles. No deberá llevar consigo objetos metálicos (anillos, pulseras, pendientes, piercing, etc.). En algunos pacientes en tratamiento con fármacos anticoagulantes y en los que sea necesario llevar a cabo determinados tratamientos será conveniente retirarlos temporalmente para evitar riesgos de sangrado. 

CUIDADOS POST-ENDOSCOPIA

  • No precisa ningún cuidado especial. El paciente permanecerá en la zona de recuperación de Medimar bajo control estricto por personal entrenado durante los pocos minutos que necesitará para recuperarse. Al finalizar este tiempo se le retirará el catéter venoso y se podrá ir a su domicilio.
  • En el caso de que se hayan tomado biopsias los resultados de su estudio estarán disponibles al cabo de 3-4 días.

Hospital Vithas Medimar Internacional te ofrece el mejor precio para tu intervención, desde el estudio de tu historial médico hasta el día del alta.

Contamos con los mejores especialistas y con la garantía del Hospital Vithas Medimar Internacional.

Precios sin “desdes”, sin sorpresas y sin listas de espera.

Posibilidad de financiación, a partir de 50 € al mes.

Infórmate

965 16 22 00 ext 4018

Dpto. Atención al paciente

info@hospitalmedimar.com